• Jesús Ortiz Mascote

Seis puntos esenciales para la nueva normalidad en la industria restaurantera

#nuevarealidad #negociosmashumanos #consumelocal

Atravesamos un particular periodo de crisis, nos encontramos en un punto de inflexión en la historia humana con enormes cambios sociales, económicos, políticos, ambientales e incluso filosóficos que han sido detonados por la pandemia del COVID-19. ¿Qué hacemos con nuestros negocios? En esta nota, desde mi área de conocimiento, compartiré una opinión reflexiva acerca de puntos clave a tener en cuenta para poder reactivar exitosamente nuestros negocios de consumo de alimentos.


1. Ya nada será como antes

De acuerdo con la CANIRAC y con el Gobierno Federal, la incorporación de la industria restaurantera será gradual y se estima realizarla en no menos de un año. Y aun después de ese periodo se llegará a una “nueva normalidad”, ésta se refiere al regreso de actividades mientras aún existen casos de COVID-19 en el país y mientras aún haya riesgo de re-brote de la enfermedad. Es evidente que nada será como antes y afrontaremos nuevas condiciones de realidad en prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas. Aceptando y reconociendo esto, el periodo de crisis que actualmente vivimos es tiempo perfecto de generar oportunidades y planes de acción. Empecemos a cuestionar todo ¿nuestro modelo de negocio funcionará respondiendo a la “anterior normalidad” ?, ¿mi negocio será rentable ante las nuevas condiciones sanitarias?, ¿deberé esperar para abrir nuevamente?, ¿me adapto o evoluciono?


2. Primero autodiagnóstico, después <<Innovar o Morir>>

El gobierno mismo menciona “Regresaremos más fuertes pero distintos” haciendo hincapié en que es necesario innovar sobre nuestras actividades, nuestro bienestar y la convivencia urbana. Según la CANIRAC, a este periodo de pandemia, el 15% de los negocios restauranteros no sobrevivirá y el 50% tendrá alto riesgo de quiebra; la innovación no sólo será recomendable sino necesaria, y ésta irá más allá de acatar las nuevas normas sanitarias; iniciamos en el primer inciso con cuestionarnos todo en esta nueva realidad, ahora sigamos con un autodiagnóstico de nuestro negocio; tengamos claridad en cómo son nuestros procesos, nuestras finanzas, nuestros consumidores, nuestro menú, etc.; con ese camino claro podemos dar paso a la innovación, explorando nuevos caminos, usando la tecnología, incorporándonos a lo digital, ofreciendo delivery e incluso replanteando nuestro modelo de negocio.


3. Nuevas necesidades, nuevos consumidores

La cuarentena y la crisis sanitaria nos ha confrontado con nosotros mismos y con nuestro mundo natural (no olvidemos que los virus forman parte de la naturaleza y hemos cohabitado con ellos a lo largo de millones de años como seres interdependientes); haciéndonos más conscientes de nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra salud, nos sabemos más vulnerables e incluso mortales. No somos los mismos, exploremos entonces qué nuevas posibilidades pueden provocar estos nuevos consumidores, cuestionemos ¿cómo eran nuestros consumidores? y ¿cómo serán nuestros nuevos consumidores? ¿Qué ha cambiado? Preguntas complicadas debido a que no hay nada escrito ni protocolizado de cómo nos comportaremos en esta nueva normalidad, pero tampoco podemos quedarnos cruzados de brazos.


¡Es momento de poner manos a la obra!

Según la CANIRAC 15% de los consumidores están dispuestos a volver a los restaurantes (población joven principalmente), 15% no están dispuestos a asistir nuevamente (población adulta) y el resto de los consumidores dudan. Aquí una gran oportunidad de entender al nuevo consumidor y generar mercado que sienta que está en un lugar seguro, higiénico y protocolizado.

4. Negocios más humanos

Como mencioné en el inciso anterior, este periodo de crisis nos ha acercado a una mayor consciencia de nuestra propia condición humana en el entorno social y natural, una consciencia más real que la de nuestra “anterior normalidad”, que anteponía el progreso a costa de la vida (no olvidemos que las crisis económicas, sociales, ambientales y políticas estaban gestándose y ahora han sido evidenciadas y detonadas por la COVID-19), entonces, existe la posibilidad de que los nuevos consumidores sean personas más preocupadas por la vida misma y consuman en lugares que cuiden de ellos y ofrezcan un valor humano. Humanizar nuestro negocio sin duda puede ser un gran diferenciador.

Tenemos que crear todas las condiciones, desde nuestra marca hasta nuestros espacios y políticas, para cerciorarnos de que los comensales se sientan seguros; ello sin olvidar que es un trabajo en sistema. Para poder ofrecer un servicio más humano, también nuestros trabajadores deben ser personas sanas. Por tanto, la capacitación en cuanto a nuevos protocolos higiénicos y de servicio, la gestión positiva de las emociones pre y post-traumáticas y la seguridad de nuestros empleados ayudará a tener un negocio sostenible.


5. Conoce los protocoles oficiales y recomendaciones sanitarias

Dentro de este proceso también es importante seguir los protocolos establecidos por las autoridades gubernamentales y organismos reguladores de actividades económicas. Para la Ciudad de México podemos consultar los planes y protocolos de reactivación en https://covid19.cdmx.gob.mx/nuevanormalidad y en cuanto nivel federal podemos atender el siguiente autodiagnóstico http://nuevanormalidad.gob.mx/. En específico, para la industria Restaurantera la CANIRAC nos ofrece el protocolo denominado “Mesa segura” que dispone medidas para el desconfinamiento en estos comercios. Recordemos que no van a sobrevivir los mejores negocios, sobrevivirán los más preparados. Conociendo esto podemos moldear y ayudar a definir el rumbo de nuestros negocios, en el siguiente artículo analizaremos las implicaciones espaciales que conllevan estos protocolos y emitiremos sugerencias para optimizarlos.


6. Mantente informado, el esfuerzo será colectivo

Pese a las recomendaciones y protocolos de estos organismos, no hay nada construido. Será un proceso que debamos crear en conjunto, si volvemos a lo “normal” hay que prepararnos para más golpes como el de esta pandemia, estamos alterando el equilibrio natural de nuestra biosfera y no podemos librarnos de las consecuencias de ello; si entendemos los cambios profundos que estamos experimentando podemos innovar bajo esta nueva realidad y crear negocios exitosos y sustentables. Es un esfuerzo en conjunto tanto del gobierno, como de la industria restaurantera y de los usuarios mismos. Mantente siempre al tanto de planes conjuntos del gobierno, empresas, asociaciones civiles y colaboradores ¡Accionemos juntos!

En Txool Estudio somos conscientes de ello y tenemos todo nuestro talento y capacidad para lograr un crecimiento de la mano de las personas y del plantea. Es tiempo de repensar y evolucionar nuestros negocios, estamos en el momento perfecto para actuar en conjunto. Demos paso a lo posible ante estas circunstancias.

105 vistas

2020© Txool Estudio  -  Todos los derechos reservados.